Saltar al contenido

Cerrar Cerrar Botón

  • ES

Campo San Francisco

El municipio de Oviedo cuenta con 586 zonas verdes, lo que supone una superficie total de 2,211.030 m2 de parques y jardines. El  pulmón de Oviedo es el Campo de San Francisco. Son 90.000 metros cuadrados de los que 55.000 son zonas verdes y en los que crecen casi mil árboles, algunos de siglos. La historia del Campo está unida a la historia de Oviedo, su origen se encuentra ligado a la construcción en el siglo XIII, de un monasterio franciscano levantado donde hoy se encuentra el edificio de la Junta General del Principado. El Campo fue en origen un conjunto de huertas propiedad del Cabildo, varios conventos y algunos particulares. En 1534 los representantes de la ciudad y el Cabildo catedralicio decidieron convertirlo en espacio de uso público y a mediados del siglo XVIII se abrió en el eje occidental del Campo, el Paseo del Bombé y en el siglo XIX se levanta el Paseo de los Álamos surge como avenida ajardinada paralela a Uría, cuyo mosaico, el del pavimento, es obra del Antonio Suárez.

El Parque de San Francisco tiene múltiples usos. Varias zonas infantiles lo convierten en recreo para los más pequeños. Esculturas y fuentes ornamentales,  como La Fuentona y la Fuente de las Ranas o la del Caracol hacen de esta zona un lugar ideal para el paseo o la lectura sosegada. Merece la pena detenerse en el quiosco de la música (1899), obra de Juan Miguel de la Guardia, en la portada románica del viejo templo de San Isidoro o en esculturas como La Torera o los monumentos dedicados a  José Tartiere, Clarín o Sabino Fernández Campo.

Sin embargo, es junto al estanque de los patos, donde se ubica la que es ya para muchos uno de los símbolos de Oviedo: “Mafalda”. Desde octubre de 2014  el célebre personaje creado por Quino, premio Príncipe de Asturias en aquel año, ‘contempla’ el estanque. Obra de Pablo Irrgang la escultura “es hermana” de otra ubicada barrio de San Telmo, en Buenos Aires.

Campo San Francisco

Purificación Tomás y Parque de Invierno

Al margen del Campo San Francisco existen otras zonas que debido a sus características, cuentan con  la catalogación de “categoría especial” entre las que están: el Parque de Purificación Tomás (Monte Alto) y el Parque de Invierno. 

El Parque de Purificación Tomás (213.667m2) es el de mayor tamaño del concejo. Situado al norte de los barrios de Vallobín y la Florida, en una finca al oeste del Monte Naranco conocida como “Monte Alto”, fue inaugurado en el año 1991.  Está asentado en un antiguo castro prerromano y se encuentra en un entorno excepcional y con buenas vistas tanto del  Naranco como de la Sierra del Aramo. Dispone de parque infantil, caminos para pasear, merendero y zonas verdes. Además pone a disposición de los amantes del deporte numerosas actividades como frontón, canchas polideportivas, pista de bicicletas, pista de voleibol y campo de disc golf. 

El Parque de Invierno (171.368 m2), es el segundo de mayor importancia de Oviedo, atendiendo a su tamaño. Está delimitado al norte por la calle Muñoz Degraín y es el punto de inicio de la Senda Verde que va a Fuso de la Reina, por la antigua vía del ferrocarril junto al río Gafo. Cuenta amplia variedad especies botánicas y está configurado con equipamientos de diversa índole y para todos los gustos como pista de skate, rocódromo, aparatos de gimnasia y circuito deportivo, área de juegos infantiles y mesas de ping-pong. Pero aún hay más, pues los más pequeños de la casa pueden disfrutar en el parque, del conocido Palacio de los Niños, una instalación municipal en la que se desarrollan diariamente juegos y actividades infantiles. Además a su lado hay varias piscinas municipales y a un paso, se encuentran las instalaciones deportivas universitarias próximas a la residencia estudiantil de San Gregorio. 

Parque de Invierno
Santullano

Parque del Oeste y Santullano

Entre La Ería y Olivares, encontramos el Parque del Oeste (82.032 m2). En sus orígenes fue una zona rural, que hoy en día ha crecido de forma importante. Ello se debe a las mejoras de las vías de acceso traídas de la mano de la construcción del Estado Carlos Tartiere, casa del equipo de fútbol local, al que se puede acceder de forma directa desde el parque. Pero además, si bajamos ladeando la llamativa fuente ornamental con distribución en terrazas que atraviesa el parque, llegamos fácilmente al barrio de la Florida a través de un complejo sistema de ingeniería a modo de pasarela-puente colgante. 

En el barrio del El Milán, en una zona residencial creada en torno al campus de Humanidades de la Universidad de Oviedo, el Parque de Santullano, también conocido como de San Julián de los Prados (17.235m2). 

Y muchos más ...

En el barrio de Santo Domingo, al sureste de la y escasos metros del al casco antiguo está El Campillín, un parque en forma de triángulo, delimitado por las calles Padre Suárez y Arzobispo Guisasola, las cuales convergen en el simbólico kilómetro cero de la ciudad, por donde antiguamente accedían a la ciudad los peregrinos camino de la Catedral de Oviedo. El origen del Campillín, se remonta hasta la posguerra, cuando se construyó sobre un solar que dejó libre un bombardeo. Y hasta el siglo XVIII, era conocido como “campo de los Herreros” porque en sus terrenos se asentaba un mercadillo de objetos antiguos que atraía a un público de lo más diverso y  que en la actualidad aún se mantiene los domingos por la mañana, como espontáneo rastro donde se pueden encontrar todo tipo de trastos, ropa de segunda mano...  Cuenta con una recientemente remodelada área infantil y mesas de ping-pong.

Y a menos de un kilómetros del Campillín,  se encuentran los “ocultos”  Jardines del Marqués de la Rodriga, conocidos como Jardines de la Rodriga (7.966 m2), que en todo caso, constituyen una escapada a la naturaleza y remanso de paz en plena zona urbanita de Oviedo. Los jardines fueron acondicionados en el año 2003 por el Ayuntamiento, tras su cesión por el Arzobispado. También es el caso del Parque del Hórreo en Colloto (13.350m2), que con abundantes especies botánicas permite disfrutar de un agradable paseo con bancos para descansar, mesas de picnic, piscina y pabellón municipal, así como juegos infantiles para los más pequeños. 

En Trubia, se encuentra el Parque Cataluña (5.216m2), donde además de los equipamientos habituales de parque infantil y paseo con bancos, hay pista polideportiva y mesas de futbolín. 

Mientras que en La Carisa, encontramos el Parque Ciudad de la Tampa (4.625 m2), en La Monxina, encontramos el Parque Enrique Quirós (4.241 m2) y por último en Priañes, encontramos el  Parque Priañes (2.330m2)