Saltar al contenido

Cerrar Cerrar Botón

  • ES

De vuelta al centro y ya para cenar, busque la calle Gascona, un nombre que alude a la concentración de talleres y viviendas asi como peregrinos que llegaban o se establecían en la zona provenientes de la antigua provincia francesa de la Gascuña.  Gascona es hoy conocida como “El bulevar de la sidra” al reunir más de una docena de sidrerías con una exitosa asociación de hotelería (www.sidreriasgascona.com) que además organiza muchas actividades de promoción a lo largo del año; la más conocida es la “Preba de la sidra” (entre abril y mayo), con votaciones, de jurado y popular, para elegir la mejor sidra y miles de “catadores” que abarrotan la calle ataviados con pañuelos verdes al cuello.

Oviedeces

“Echa un culín”

En Asturias la sidra no solo es una bebida tradicional, sino todo un símbolo. Su consumo con escanciado no es una exhibición folklórica sino la forma en que se debe servir. La sidra natural asturiana, con denominación de origen, tiene poco alcohol (entre 4 y 6 grados) y es diurética.

El ritual del escanciado tiene su propio lenguaje. La sidra se pide por botellas, se escancia (se “tira” o se “echa”) con la botella en brazo alzado y haciendo caer la sidra sobre el borde del vaso (grande y de cristal muy fino) de manera que al chocar, la sidra “espalme”.

De cada botella salen unos seis “culines” o “culetes” que deben beberse inmediatamente, de un trago, aunque no muy rápido, y dejando en el vaso una pequeña cantidad que se tira al suelo por la misma parte del vaso donde se ha bebido; es una medida higiénica, ya que el vaso se comparte.

Además de la natural, hay otros tipos de sidra: sidra dulce, sin alcohol, es la que sale directamente de la manzana esprimida (“mayada”) y se toma en otoño; sidra de nueva expresión, natural y filtrada antes de ser embotellada, se sirve en copa; natural espumosa; y sidra de hielo, al estilo de la canadiense, un licor de entre 7 y 12 grados de alcohol que se consume con los postres como licor.

Tonel de Gascona