Saltar al contenido

Cerrar Cerrar Botón

  • ES

El Pleno extraordinario aprueba las Ordenanzas de Tributos, Precios Públicos y Prestaciones Patrimoniales para 2019 - Noticias

El Pleno extraordinario aprueba las Ordenanzas de Tributos, Precios Públicos y Prestaciones Patrimoniales para 2019

05 de octubre de 2018
Imagen El Pleno extraordinario aprueba las Ordenanzas de Tributos, Precios Públicos y Prestaciones Patrimoniales para 2019

El salón de plenos del Ayuntamiento ha acogido esta mañana la sesión plenaria extraordinaria de Ordenanzas de Tributos, Precios Públicos y Prestaciones Patrimoniales para 2019, que han salido adelante por 14 votos a favor, los del equipo de gobierno y 12 en contra, de la oposición. 
El debate ha comenzado con la intervención del edil de Economía, Rubén Rosón, que ha agradecido “a los trabajadores municipales su trabajo para sacar adelante estas ordenanzas y a mis compañeros del equipo de gobierno el hecho de aprobar los  pilares fundamentales de la praxis política. Estas son las cuartas ordenanzas del cambio. Durante 24 años Oviedo vivió un ‘infierno fiscal’. Nosotros bajamos los impuestos y las tasas, de manera que pagan más los que más tienen... Ahorramos en un 50% las actividades culturales para jóvenes, parados y paradas, pensionistas o personas con alguna discapacidad y a los que están formándose en el universo de la música. Hay 11 medidas de las más de 20 tasas e impuestos que hemos rebajado. Oviedo hoy es una ciudad más barata y más accesible. Vamos a recaudar 4,7 millones de euros más gravando más al 0.1% de los propietarios de esta ciudad. Habría que preguntarse por qué el PP no implantó esta medida antes mientras que en otras ciudades en las que gobierna se lleva implantando hace años”. Este Pleno, ha asegurado, “es revelador porque evidencia qué haría cada partido si estuviese en el gobierno”. A juicio del edil “el PP entre 2000 y 2013 aumentó el tipo de IBI, pasando del 0,532 al 0,782, una subida de casi el 50%”.
Luis Pacho, por Ciudadanos, ha comenzado su intervención retirando una de las enmiendas presentadas por su grupo. Y ha argumentado, “contra la demagogia barata de Podemos”, que “el IBI lo pagamos todos y viene determinado por el valor catastral del inmueble y el tipo que se aplica desde el Ayuntamiento, por lo tanto los grandes valores catastrales ya pagaban antes de que Rosón llegara. Cuanto mejor no está el dinero en manos de la  gente que en manos del gobierno del cambio. Habar del IBI de ricos es una ofensa. Proponemos que se fraccione el pago del IBI en 12, 6 o 3 meses”. El edil también ha reclamado la tarjeta ciudadana que “ya propusimos nosotros y que el gobierno del cambio propuso después y que nunca han querido poner en marcha porque la culpa la tiene su inoperancia. Seguimos esperando”.
Eduardo Rodríguez, por el grupo municipal del PP, ha presentado 23 enmiendas con el fin de aplicar una política fiscal adecuada para este Consistorio. Ateniendo a la petición del gasto (un 20% sin gastar), ha asegurado el edil popular, “hay margen para rebajar la presión fiscal a los ovetenses. Planteamos nuevas ventajas fiscales en un municipio que creemos que puede asumir rebajas impositivas. Varios objetivos: apoyo a nuevos negocios, pequeño comercio, núcleo rural, Oviedo antiguo... Nunca hemos exigido rebajas inconsistentes del IBI por eso proponemos una rebaja de 5% frente al 4,1% y diferentes bonificaciones de hasta el 60% para incentivar el comercio en distintas zonas como la rural o el casco antiguo. Aunque no se cansan de sacar pecho de que apoyan al casco antiguo lo cierto es que las ordenanzas no dicen nada”.
“Reducir la carga impositiva”
Rubén Rosón, en un nuevo turno de palabra,  ha comenzado su intervención diciendo que “se puede diferenciar entre grupos políticos que quieren beneficiar al 0,1% perjudicando al 99,9% restante”.  “Las propuestas del PP y Cs supondrían a subir el IBI a las viviendas o recortar millones de euros en servicios  y ayudas municipales. Perdonan más de 4,5 millones de euros a ese 0,1% de grandes propietarios. O suben el IBI o recortan becas y ayudas. No se puede debatir sobre ordenanzas fiscales sin decir que suponen una parte fundamental de los ingresos municipales”. “A contar mentiras a casa”, ha invitado a los dos grupos de la oposición. “Para que los  vecinos salgan de esta mal llamada crisis el Ayuntamiento tiene reducir la carga impositiva, las ayudas económicas  y aumentar el bienestar social; esta es la receta del Gobierno del cambio, muy distinta a la del PP cuando gobernaba”.
Luis Pacho ha mostrado entonces todos los expedientes consultados a lo largo del año y ha agradecido  “al Alcalde su consejo”. “Rosón les ha dicho que han bajado el IBI a los ciudadanos. Usted ha bajado los tipos para compensar las subidas de la base. Los ciudadanos han estado pagando el mismo IBI durante los años tripartitos. En esta ocasión Cs no ha propuesto un IBI inferior, teníamos un proyecto de paulatina bajada de tipos dentro del cual este año estaba en 0,6 y hoy en día es adecuado, por eso no lo hemos enmendado. Otra cuestión es el IBI diferencial. Con respecto al fraccionamiento del IBI, dadas las ‘dificultades técnicas insalvables’ que siempre me dicen… se puede hacer si se le dedica tiempo. No me hablen de dificultades técnicas. Se puede llegar incluso a un acuerdo con las entidades bancarias para que el proceso sea ágil. Su gobierno se puede resumir en una sola palabra: decepción”. 
Eduardo Rodríguez, del PP, ha afirmado que su grupo “considera que Oviedo necesita nuevos incentivos fiscales para incentivar negocios”. El municipio, a su juicio, “está paralizado de la iniciativa privada y la penalizan con subidas injustificadas de impuestos. Sin embargo tienen recaudación al alza y cada vez menos gasto. Esa mayor recaudación se corresponde con un ‘presupuesto pinocho’ que luego se desinfla y no se cumple ‘mentira tras mentira’. Han llevado el remanente de tesorería a un nuevo récord, los ovetenses pagan impuestos para que el Ayuntamiento ‘ahorre’. No quisiera finalizar sin destacar el sobresaliente trabajo de la oficina presupuestaria, en estos tiempo que se cuestiona la labor de los empleados públicos”.
“Un Oviedo más justo”
Rubén Rosón ha vuelto a su turno de intervención insistiendo en la coletilla “de a contar mentiras, a casa”. Los efectos del PP en la fiscalidad, ha indicado, “suponen el aumento de impuestos a todos los ovetenses del 47% en 13 años -una escalada sin precedentes- más paro, despidos directamente provocados por la acción del gobierno municipal y bajada de las ayudas y de las becas. Nuestro gobierno del cambio tiene otros efectos: bajada de impuestos, se abaratan los servicios, aumento del empleo…”.  Y ha enumerado algunas de las medidas que, en su opinión, refrendan la “praxis del gobierno del cambio: Rebaja entre el 18 y el 20% del IBI, ahorro del 50% en las escuelas infantiles, un ahorro del 50% en las licencias de obra menor, 50% menos en el coste de las licencias de actividad, rebaja en la  plusvalía, en las piscinas municipales, en las actividades culturales, en las escuelas de música, en la Universidad Popular, un ahorro del 50% para las empresas que generen empleo y en el coste de los puestos de los mercados. Estas 10 medidas, de más de 20, hacen un Oviedo más justo”.
En la votación de las enmiendas presentadas por Ciudadanos y el PP todas fueron desestimadas.