Saltar al contenido

Cerrar Cerrar Botón

  • ES

El Pleno aprueba el nuevo reglamento de Servicio Público del Transporte Colectivo de viajeros - Noticias

El Pleno aprueba el nuevo reglamento de Servicio Público del Transporte Colectivo de viajeros

02 de octubre de 2018

La sesión plenaria ratifica el compromiso municipal con las familias más vulnerables, víctimas de la pobreza energética.

Imagen El Pleno aprueba el nuevo reglamento de Servicio Público del Transporte Colectivo de viajeros

El Pleno ordinario de octubre ha comenzado esta tarde con la aprobación del acta de la sesión anterior. Tras las propuestas de la Junta de Gobierno, de sus miembros y de los demás concejales con responsabilidades de gobierno, se ha abordado el expediente de modificación presupuestaria de la Fundación Municipal de Cultura. El primero en intervenir fue el edil del PP, Eduardo Rodríguez, quien aseguró que: “los 22 millones de euros de remanente inicial se han visto reducidos a tres millones lo que nos da una idea del impacto de las sucesivas modificaciones presupuestarias”. A juicio del edil “habría que adoptar medidas correctoras. Votaremos a favor pero queremos dejar constancia que las circunstancias son las que son, un mal cumplimiento en materia de normativa”. Rubén Rosón, concejal de Economía, confesó que no se esperaba debatir este punto, si bien aseguró: “Esta modificación viene a dar cumplimiento a una sentencia judicial, frente a lo que hizo el PP, recortar el gasto social y en otros servicios básicos y aumentar la recaudación por multas y tasas”. Eduardo Rodríguez, en su turno de réplica, insistió en que “con esta  modificación se va a infligir la regla de gasto. Presupuestamos 50 millones y ejecutamos 7… es un ‘presupuesto pinocho’, lo dije y lo mantengo”. Rosón le replicó: “Las políticas de este gobierno del cambio están haciendo que los más vulnerables salgan de esta crisis. El PP recortó a los barrios de Oviedo un servicio como el de limpieza que daba más calidad de vida a estas zonas”.  Se aprobó por unanimidad.
El siguiente punto del día fue, dentro de la Comisión plenaria de Urbanismo e Infraestructuras, la aprobación inicial del Reglamento del Servicio Público del Transporte Colectivo de Viajeros de Oviedo. Tomó la palabra la concejala del área homónima, Ana Rivas: “Actualmente se dispone de una regulación de 1998 que consiste en un catálogo de derechos y obligaciones de las personas usuarias. El objeto de la propuesta de este reglamento es regular muchos aspectos que no contempla. El reglamento resalta el carácter público que compromete al Ayuntamiento de Oviedo para que funcione correctamente. También incluye un régimen sancionador, que otorga cierta autoridad al conductor del autobús, al igual que un capítulo sobre accesibilidad universal. Durante el proceso de elaboración, el grupo Cs ha presentado una serie de enmiendas de las que solo se ha metido una parcialmente pero quiero matizar que no es que no se hayan tenido en cuenta sino que algunas ya estaban incluidas de otras maneras y otras no tenían posibilidades técnicas y otras podrían romper el equilibrio del servicio”. Luis Pacho, de Ciudadanos, anunció “su apoyo”. “Agradecemos a los técnicos su labor y su trabajo y la aceptación de la enmienda que introdujo este grupo municipal. Nos hubiera gustado que a pesar de no haber aceptado la enmienda del uso de la bicicleta dentro del transporte sí que se hubiera buscado alguna manera compatibilizarlo. Esperamos que con el tiempo se pueda conciliar”. El Grupo Popular fue representado por su portavoz adjunto, Gerardo Antuña: “Era necesaria una nueva regulación. No podemos votar que no porque el cuerpo del reglamento está avanzado y es muy parecido al del PP del 2013. Argumentamos que en el colectivo de conductores tendremos alegaciones para que este reglamento sea de todos y cuente con el apoyo de los conductores”. El dictamen fue aprobado por 26 votos a favor. 
Proposiciones de urgencia 
En este apartado la primera de ellas fue la presentada por el Grupo Izquierda Unida, en referencia a las amenazas a empleados públicos. Cristina Pontón, de IU, afirmó que “los últimos meses la violencia ha sido una norma en la región y la escala de amenazas y coacciones coarta la democracia. Nuestra formación política  se ha visto especialmente afectada por ciertos actos que han llegado incluso a terminar con un asesinato. Tenemos muy claro que defender los intereses de los vecinos no puede ser motivo de represalias ni de chantajes”. Recibió respuesta de Luis Pacho, quien hizo referencia “a compañeros de partido en Cataluña que sufren a diario este tipo de amenazas. Me gusta el sentido que le ha dado la señora Pontón en cuanto a cómo podemos sentirnos en cierto momento todas las fuerza políticas. Le agradecería que extendiera esta moción a todos los lugares”. Gerardo Antuña, del PP, hizo un repaso histórico a las amenazas recibidas por los partidos desde el comienzo de la democracia y preguntó retóricamente “¿dónde se pone el límite a la agresión al cargo público?”. “La pregunta es hasta donde vamos a llegar y hasta donde nos vamos a comprometer”, sentenció el edil. Pontón respondió al popular proponiendo una comisión al respecto. Se aprobó por unanimidad.
La siguiente proposición fue del PP, en cuanto a la ayuda puntual a la familia del bombero fallecido en acto de servicio Eloy Palacio. Gerardo Antuña intervino de nuevo, explicando que la proposición fue llevada a la comisión y que fue rechazada en la comisión pertinente. “Ya no es un tema solo económico, sino de descanso para la familia. Tiene que ser un acuerdo de todos y por unanimidad”. Por su parte, Ana Rivas le recordó a Antuña que “lo que se rechazó en comisión no fue el fondo sino la urgencia, y lo que se va a rechazar hoy también será la urgencia. Son temas de calado y que hay que tratar con mucha delicadeza. Nadie rechaza debatir el asunto pero se debe tratar con serenidad”. 13 votos a favor, 14 en contra: no se consideró pues urgente y quedó desestimada.
Otra nueva proposición del Partido Popular fue la presentada en referencia a la libertad de elección educativa de las familias. Defendió la urgencia Belén Fernández Acevedo: “La visión partidista amenaza con romper el sistema dual de enseñanza pública y concertada y un sinfín de derechos que no pueden ser vulnerados por un gobierno minoritario". Desestimada la urgencia.
El concejal del PP Gerardo Antuña comenzó su intervención respecto a la proposición de su grupo municipal para reprobar a Ana Taboada recordando a la funcionaria Palmira Villa. “Nosotros, los políticos, somos el agua; los funcionarios son la piedra” e instó a la vicealcaldesa a contestar. Y ella lo hizo: “El PP tanto tiene que decir como que callar. No les gusta el mensaje. No nos vamos a callar. Por eso lo razonable es averiguar lo que pasa. Pido a los grupos políticos que nos acompañen en un pleno monográfico para saber qué está pasando en este Ayuntamiento”. Decayó la urgencia por 14 votos a 13.
La regulación del servicio de Bomberos y la Ley marco de Bomberos centró el siguiente punto del debate. Y Antuña recordó que ya estaba aprobado en Pleno. El Alcalde le dio la razón argumentando que era cierto pero "no exactamente igual, ni en los mismo términos". Y el presidente de la sesión pidió al edil de Somos, Fernando Villacampa la defensa de la urgencia, que salió a favor. “Una ley que regule y facilite la coordinación en materia de emergencia, que considere a los funcionarios como agentes de autoridad…” indicó el edil de la marca local de Podemos. Zaragoza, por Ciudadanos, recordó que en mayo se aprobó esta declaración institucional y “así seguimos, de acuerdo, en apoyar a los Bomberos en la legítima aspiración de tener una Ley marco”. Cristina Pontón, por IU, recordó la unanimidad en abril “de la Ley marco en este mismo pleno”. Y sugirió: “Canalicemos los esfuerzos para ayudar a la familia de Eloy”. Ricardo Fernández, por el PSOE, explicó la abstención de su grupo: “la urgencia ya está superada en la forma y también en el fondo”. Antuña reiteró el apoyo del PP a la moción firmada en abril “porque la firmamos todos, seguimos apoyándolo y lo seguiremos haciendo”. Villacampa respondió: “Seguiremos trayendo este tema a este Pleno si lo consideramos y si nos  lo piden porque vamos a seguir obedeciendo a la voz de la calle”. Luis Zaragoza, por Ciudadanos,  aseguró que “esta moción es revolver porque todos defendemos sin fisura la causa de los Bomberos”. Cristina Pontón sorprendida por la insistencia de la oposición en que la moción es reiterada recordó, por ejemplo, la del plumero de la pampa. Unanimidad en la propuesta. 
El Pleno abordó entonces la moción de urgencia de Somos sobre el mantenimiento de las líneas aéreas en Asturias. La defendió Rubén Rosón: “El aeropuerto de Santiago del Monte sólo enlaza con 13 frente a los 22 destinos con los que enlazaba hace unos meses. Es una urgencia”. “No existe la justificación para tratarlo con urgencia” indicó la edil Ana Rivas, “si era tan importante para Somos debería haberlo presentado en comisión”. Y decayó la  urgencia por 18 votos.

Pobreza energética
La pobreza energética centró el último punto de la sesión plenaria. El equipo de gobierno presentó una moción de urgencia instando al Plenario a votar a favor de una normativa con distintos parámetros en función de las rentas, de la vulnerabilidad de las familias, del bono social, bonificaciones, auditorías y análisis de costes… medidas para mejorar la información mediante campañas específicas... La urgencia la defendió la concejala de Somos, Mercedes González: “Hay familias que están pasando verdaderas situaciones de vulnerabilidad y ahora más que se acerca el invierno”. Unanimidad para la urgencia y defensa de la propuesta de nuevo por parte de la edil de Somos, Mercedes González: “Más de 20.000  personas tendrían derecho en Asturias al bono social eléctrico y quien tiene que gestionarlo son las propias compañías a las que no les interesa ni informar ni gestionarlo. Es un derecho humano que cualquier persona viva con dignidad”. Luis Zaragoza anunció la intención de Ciudadanos de abstenerse pero dejó claro que “estamos de acuerdo en que se acabe con los abusos tarifarios pero esta moción se dirige en una primera parte al Gobierno de la nación y lo más extraño es que se está pidiendo al Ayuntamiento que impulse unas medidas que no son competencia del Consistorio sino de la Junta de Gobierno”. Cristina Pontón, por IU, aseguró que “la nacionalización de las empresas eléctricas es nuestra postura. Es un objetivo ambicioso como así lo expresamos ya en 2014 en el Congreso. Hoy con esta  proposición pretendemos aprobar un ‘parche’ pero sin perder de vista nuestras propuestas de ámbito estatal. Desde el inicio de la crisis las empresas eléctricas han aumentado un 136% sus beneficios y a los gobiernos de izquierdas nos corresponde impulsar las medidas presentadas anteriormente”.
Marisa Ponga, por el grupo municipal socialista, “apoyamos esta moción porque creemos que hay razones obvias porque la energía eléctrica es esencial para las condiciones de vida de las personas y porque es necesario reforzar la protección de las personas con vulnerabilidad severa. Tenemos todos los grupos políticos la posibilidad de apoyar este cambio del que estamos hablando en esta moción”. Cristina Fernández también manifestó su apoyo al bono social eléctrico pero anunció que se abstendrán porque esta moción se debatió en Gijón en abril y allí se logró un consenso y una declaración institucional. Y solicitó una enmienda in voce de forma que solo se vote la parte correspondiente a lo referido a la parte del Ayuntamiento, que decayó. 
Luis Zaragoza calificó la moción de “innecesaria” y aseguró que “si de verdad se quiere la unanimidad lo mínimo es hablar con el resto de los grupos para lograr una posición unánime pero no hacen eso: no se busca el consenso y mucho menos el diálogo”. Y reiteró su abstención. 
Cristina Fernández se mostró “decepcionada” y aseguró: “Es vergonzoso que no hayamos podido votar todos esto, el bono social. Es decepcionante que no tengamos esa altura política”. Mercedes González, “también decepcionada” aseguró: “no podéis utilizar las cosas como una obsesión de lo que va a pasar en meses”. La propuesta salió a delante con 14 votos a favor y 13 abstenciones. 
La situación del Mercado de La Corredoria, el parque de José Suárez, la defensa de los funcionarios, la pobreza infantil o el “Oviedo de las personas” centraron algunos de los ruegos y preguntas formuladas en la última parte de la sesión plenaria.