Saltar al contenido

Cerrar Cerrar Botón

  • ES

El Ayuntamiento adjudica las obras de impermeabilización de la Plaza de los Ferroviarios - Noticias

El Ayuntamiento adjudica las obras de impermeabilización de la Plaza de los Ferroviarios

24 de julio de 2018

• El proyecto de la concejalía de Infraestructuras y Servicios Básicos supone un coste de 1,3 millones de euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

Imagen El Ayuntamiento adjudica las obras de impermeabilización de la Plaza de los Ferroviarios

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado la adjudicación del contrato de las obras de impermeabilización y urbanización de la Plaza de los Ferroviarios a la UTE Ingeniería de Construcción y Obra Civil de Asturias, SL – Nemesio Bedia Construcciones, SL, por un importe de 1.331.025  euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.
La concejalía de Infraestructuras y Servicios Básicos, que dirige la edil Ana Rivas, abordará con esta obra una ambiciosa reforma de la plaza de la Losa de Renfe. Entre otras actuaciones, se contempla la supresión de farolas y de la fuente central con el objetivo de evitar futuras filtraciones a la estación de ferrocarril. 
Ana Rivas considera que este proyecto es una de las piezas clave en las infraestructuras, ya que afecta a un espacio fundamental, que cubre la estación de Renfe y Feve, con 10.300 metros cuadrados y construido en 1997. Una de las causas del deterioro de la plaza es el uso intensivo y los consiguientes daños ocasionados a la estructura por perforaciones. 
La iluminación se concentrará en una torre de 12 metros de altura, con 18 focos, que se ubicará en el lugar donde actualmente está la fuente, y se instalará una zona ajardinada. Doce de las luminarias irán sobre una corona situada a la mayor altura y tendrán 200 vatios de potencia. Otras seis se instalarán por debajo y contarán con 50 vatios de potencia cada una.
Además, se procederá a la impermeabilización de la losa mediante una membrana de poliuretano con “elevada resistencia química y resistente a la abrasión” para proteger la estructura de la cubierta de la estación del Norte. Las obras prevén también modificar la tipología del pavimento, sustituyéndolo por uno flexible y eliminar posibles puntos de entrada de agua, minimizando el número de arquetas.