Servicio de Ayuda a Domicilio
Servicio de Ayuda a Domicilio
Ayuda a domicilio Ayuda a domicilio

El Servicio de Ayuda a Domicilio se trata de un servicio especializado que proporciona una serie de atenciones a personas o familias que carecen de suficiente autonomía física y/o psíquica para la realización de las actividades básicas y/o instrumentales de la vida diaria, precisando un apoyo temporal o permanente para continuar en su entorno habitual.

El Servicio presta una atención individualizada con un carácter preventivo y rehabilitador, pudiendo proporcionar atenciones o cuidados de carácter personal y/o doméstico.

Los destinatarios del Programa de Ayuda a Domicilio

Preferentemente serán usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio: 1. Las personas mayores con dificultades en su autonomía personal. 2. Las personas con discapacidades que afecten significativamente a su autonomía personal, sea cual fuere su edad. 3. Los menores cuyas familias no pueden proporcionarles el cuidado y atención en las actividades básicas de la vida diaria que en su propio domicilio requieren.

El Servicio de ayuda a domicilio dispone de certificado de calidad, norma ISO 9.001/2000

Los requisitos, el procedimiento de tramitación y otros aspectos claves del Servicio de Ayuda a Domicilio se pueden consultar en la Ordenanza nº 304: Precio público por la prestación del servicio de ayuda a domicilio y teleasistencia domiciliaria.

Más información y entrega de solicitudes en las Unidades de Trabajo Social de Zona

Servicio de Teleasistencia Domiciliaria

Su objeto es dar cobertura a necesidades objetivas de seguridad, ante situaciones de riesgo, provocadas por deficiencias producto de la edad o de alguna discapacidad. Se utiliza un equipamiento técnico específico colocado en el domicilio del usuario/a que, a través de la línea telefónica que permite conectarse con personal especializado, localizado en un centro de atención, que presta su servicio durante las 24 horas del día.

Los destinatarios del Servicio de Teleasistencia Domiciliaria

Preferentemente serán usuarios del Servicio de Teleasistencia: 1. Las personas en situación de soledad y angustia motivada por el aislamiento social y el desarraigo, teniendo en cuenta que la mayor utilidad del sistema consiste en proporcionar seguridad, confianza y la posibilidad de un continuo contacto con el mundo exterior. 2. Personas en situación de alto riesgo por enfermedad, minusvalía o avanzada edad.. El servicio no se instalará a personas con enfermedades mentales graves, incluidas las demencias, las personas con deficiencias auditivas y/o deficiencias del lenguaje, habla y voz que impidan la comunicación verbal (al ser la base del sistema la comunicación verbal).

Los requisitos, el procedimiento de tramitación y otros aspectos claves del Servicio de Teleasistencia se pueden consultar en la Ordenanza nº 304: Precio público por la prestación del servicio de ayuda a domicilio y teleasistencia domiciliaria

Más información y entrega de solicitudes en las Unidades de Trabajo Social de Zona