Buenas prácticas
Accidentes de montaña

Prevenir

  • Escoger bien la ruta que se va a seguir : no se deben sobrevalorar las fuerzas que tenemos y debemos ir siempre acompañados de gente experimentada.
  • Avise siempre a donde va y cuando piensa regresar.
  • Ver los partes meteorológicos para prevenir tormentas o aludes.
  • Llevar siempre un equipo adecuado: además de ropa de abrigo acondicionada para la montaña, se recomienda incluir silbato, linterna y teléfono móvil.
  • No sobrepasar nunca las fuerzas físicas de uno.
  • Saber donde están nuestros limites.
  • Llevar comida ligera y alimentarse cada poco tiempo para recobrar fuerzas.
  • Guardar fuerzas para regresar.
  • Cuidar la montaña. No llenarla de basura y residuos que puedan provocar incendios. Respetar el medio ambiente.

En caso de accidente:

  • Guardar la calma ante todo momento y establecer un orden de prioridades.
  • Prevenir todo lo que pueda agravar el accidente protegiendo a los heridos en todo momento y a usted mismo.
  • Examinar a l herido : respiración, heridas, conciencia...
  • Recoja cuanta información sea posible para pedir ayuda inmediata llamando al 112 
Accidentes en sitios públicos con gran afluencia

Como prevención:
Fíjese en las vías y salidas de emergencia y lea las instrucciones de seguridad existentes en las grandes superficies.

En caso de evacuación:
Siga las indicaciones de los servicios de orden.
Si suena la alarma, mantenga la calma y salga inmediatamente del edificio. No se entretenga recogiendo objetos personales.
Siga las vías y salidas de emergencia señaladas sin detenerse en pasillos ni en las puestas de acceso: camine deprisa pero sin correr.
No utilice el ascensor.

Si observa algún objeto sospechoso:
Aléjese del lugar y pida a los demás que se alejen del objeto sospechoso.
No toque el objeto; cualquier manipulación podría hacerlo explotar.
Avise al 112.

Aludes

Se trata del desprendimiento de una masa de nieve a través de una ladera. Se puede presentar en zonas con nevadas continuas y grandes acumulamientos de nieve en zonas de montaña.

Medias de Autoprotección

  • Antes de salir a la montaña, infórmese sobre el estado del tiempo y el riesgo de aludes.
  • En caso de peligro generalizado de aludes, no salga de los lugares seguros (refugios, cabañas, vivac.) salvo por extrema necesidad.
  • En caso de nevadas intensas evita hacer travesías o salir de pistas señalizadas.
  • Estudie previamente su ruta evitando las zonas más expuestas e indique al guarda del refugio o a sus familiares o conocidos la ruta a seguir.

Si no le queda más remedio que pasar una zona de riesgo de aludes:

  • Protéjase boca y vías respiratorias con un pañuelo o pasamontañas para evitar asfixiarse en caso de alud.
  • Evite el peligro de laderas, pendientes y vaguadas subiendo por crestas, lomas o contrafuertes o por zonas protegidas por bosques y rocas.
  • Si no queda mas remedio que atravesar una ladera, hágalo por la zona más alta que pueda, circulando de uno en uno, guardando una distancia prudencial sin efectuar movimientos bruscos ni hacer ruido. Vigilar la evolución del que va cruzando hasta reagruparse una vez pasado el peligro.
  • Emprenda los descensos por aquellas laderas que permitan escapar más rápidamente.

Si es víctima de un alud:

  • Mantenga la calma.
  • Si se produce por debajo de su posición, intente salir por las laderas.
  • Si avanza hacia usted y le da tiempo intente huir hacia los lados.
  • Si le arrastrara, libérese de bastones, esquíes, mochila y nade intentando flotar sobre la nieve.
  • Si la nieve le cubre adopte forma de bola tapándose la boca y nariz y cuando se detenga muévase con fuerza para crear un hueco a su alrededor que le permita respirar e intentar salir.
  • Averigüe su posición respecto a la superficie dejando caer saliva, orina o nieve.

Si asiste a un accidente, avise al 112 o al refugio más cercano y no olvide el último punto donde vio desaparecer a las victimas.

Fuertes vientos

El viento es una de las fuerzas destructoras de la naturaleza. En Asturias se presenta en ocasiones con mucha intensidad causando grandes pérdidas materiales y en algunos casos humanas.
Muchas veces va acompañado de tormentas o inundaciones, para lo que habrá que seguir las pautas recomendadas para estos casos.

Medidas de Autoprotección

En su vivienda:

  • Revise los anclajes de los elementos fijados en el exterior del edificio, como antenas, carteles, macetas, cornisas, persianas, toldos, etc..
  • Asegure puertas y ventanas, especialmente las exteriores.
  • No salga de su casa o refugio durante el vendaval por el peligro de desprendimiento de cornisas u otros materiales.
  • Permanezca lejos de las ventanas con cristales, que pueden estallar por la presión del viento exterior.

En el exterior:

  • No se proteja del viento en zonas próximas a muros, tapias o árboles.
  • No circule debajo de anuncios publicitarios o andamios.
  • No haga fuego.
  • Si le sorprende el viento conduciendo extreme las precauciones asegurando las manos sobre el volante y reduciendo la velocidad.
  • Lo mejor es no quedarse dentro de su coche, busque refugio en el lugar seguro. Si es preciso métase debajo de él, no se quede dentro.

Preste atención a las emisoras de radio que le facilitarán información de la Agencia Estatal de Meteorología.

Olas de frío y nevadas

Durante el invierno se pueden producir situaciones especiales derivadas de las bajas temperaturas y de la aparición temporal de olas de frío. Las olas de frío van generalmente acompañadas de precipitaciones en forma de nieve o granizo, vientos gélidos y húmedos y ventiscas y/o nieblas.

Medidas de autoprotección Antes de la llegada del invierno:
Teniendo en cuenta la zona geográfica en la que se encuentra, almacene alimentos y combustible, en cantidades suficiente para un período de aislamiento, como mínimo para 1 semana.
Prepare un botiquín de primeros auxilios y con aquellos medicamentos que se usen con frecuencia por los miembros de la unidad familiar.
Provéase de ropa adecuada.
Revise aquellos puntos de la vivienda por donde hay contacto con el exterior: Cierres de ventanas, puertas, etc..
Revise tejados y bajadas de agua.
Las calefacciones con circuito cerrado deberán estar provistas con anticongelante.

Medidas de autoprotección En caso de presentarse una ola de frío o nevadas intensas:
Disponer de pilas suficientes para la radio y la linterna.
Si va a salir al exterior lleve varias prendas ligeras y cálidas superpuestas, antes que una sola prenda de tejido grueso. Evite las prendas ajustadas. Permita que el aire circule y actúe como aislante. Protéjase rostro, cabeza y manos.
En caso de ventisca; combinación de aire frío , nevadas y fuertes vientos que reducen la visibilidad, es preferible evitar las salidas o desplazamientos.
No realice ejercicios físicos excesivos puesto que el frío no es bueno para el corazón.
Tome precauciones para evitar en envenenamiento producido por braseros, estufas, carbón o gas en lugares cerradas sin renovación de aire. Tenga a mano un extintor ante la posibilidad de incendio.
Ante heladas intensas, mantenga un grifo ligeramente abierto a fin de evitar la rotura de tubería por congelación del agua.

Recomendaciones para automovilistas:
Si no le queda mas remedio que viajar, no lo haga solo. Lleve en el coche radio, cadenas, pala, cuerda, una linterna, ropa de abrigo, una manta y alimentos ricos en calorías.
Lleve el depósito de combustible lleno.
Infórmese a través del Instituto de Meteorología, Protección Civil o Tráfico de las inclemencias y del estado de las carreteras.
Evite conducir de noche. Los peligros son mas difíciles de detectar.
Antes de salir revise frenos, neumáticos y sistemas de alumbrado. Reponga líquido anticongelante.
Si el temporal nos sorprende dentro del coche y lejos de un pueblo o lugar de refugio, deberá permanecer dentro de él. El coche nos resguardará de la ventisca y los neumáticos nos aislarán de los rayos. Si mantiene el coche en marcha con la calefacción puesta, abra un poco una ventanilla para que circule el aire y evitar posibles intoxicaciones. No se duerma con el motor en marcha.
Mantenga libre de nieve y desbloqueado el tubo de escape.
Ponga las cadenas al coche en presencia de hielo o nieve dura.
Conduzca despacio, con suavidad y a una marcha reducida, sin hacer cambios bruscos de dirección.
Si entra en una zona de hielo no pise el pedal de freno. Deje que el vehículo cruce por su propia inercia.

Inundaciones. Medidas de Autoprotección

En caso de predicción de lluvias fuertes:

  • Tener preparado un botiquín de primeros auxilios y aquellos medicamentos fuera del alcance del agua.
  • Colocar documentos importantes, objetos de valor, alimentos y agua potable, productos tóxicos (herbicidas, insecticidas, ...) en lugares altos de la vivienda, y fuera del alcance del agua.
  • Revise periódicamente su tejado y bajadas de agua, y elimine toda acumulación de escombros, hojas, tierra, etc..., que pueda obstaculizar el paso del agua al alcantarillado o cuneta próxima a su vivienda.
  • Tenga preparada una linterna y una radio a pilas
  • Cerciórese de que si vivienda no se encuentra en un cauce seco por el que pueda pasar una riada
  • Aléjese de las orillas y cauces de ríos y barrancos, de torrentes y de sus puentes. No camine a la orilla del mar y de las rías.
    Si va en un vehículo, no estaciones a la orilla de ríos, cauces de barrancos, torrentes y sus puentes. No cruce con su vehículo vados de cursos de agua.

En caso de inundación:

  • Avise al 112 o al Agente de Autoridad más cercano. Especifique la zona donde se encuentra, zonas afectadas y nivel de agua, nº de personas afectadas, y posible evolución.
    Retire del exterior de su casa, muebles y cualquier objeto que pueda ser arrastrado por las aguas.
  • Desconecte todos los aparatos eléctricos.
    No baje a los subterráneos y no permanezca en sitios bajos.
  • Prepárese para abandonar su vivienda y acudir al lugar preestablecido si considera que su vivienda está en peligro o si así lo ordenan las autoridades competentes.
  • Si está en un vehículo circule con preferencia por las rutas principales y autopistas y aminore la velocidad. No estacione a la orilla de los ríos, cauces de barrancos, torrentes y sus puentes. No cruce con su vehículo vados de cursos de agua.
  • Prepárese para abandonar su coche y dirigirse a las zonas más altas si el agua empieza a subir de nivel en la carretera, si su vehículo se atasca, si al cruzar una corriente el agua está por encima del eje o le llega más arriba de la rodilla.
  • Si el vehículo está sumergiéndose en el agua y encuentra dificultades para abrir la puerta, salga por las ventanillas.
  • Si está en la calle o en la montaña, localice los puntos más altos y diríjase hacia ellos.
    Aléjese de las bases de colinas para no verse atrapado por el agua que cae por las laderas, que a menudo arrastran barro y piedras.
Accidentes en la playa

La afluencia a las playas sobre todo durante la época estival, o las actividades de ocio en la costa (pesca, buceo, etc.), pueden ocasionar accidentes, derivados de la imprudencia o bien de las condiciones físicas de la mar.

Medidas de autoprotección en la playa:

  • SIEMPRE atender las indicaciones del socorrista y los avisos de peligro.
  • Antes de bañarse, mirar las banderas indicadoras del estado de la mar:
    Verde: (bonanza) Playa abierta al baño, el agua y las condiciones meteorológicas son seguras para nadar.
    Amarilla: (peligro) Los bañistas deben tomar precauciones porque el agua y/o meteorológicas son peligrosas y pueden poner en peligro su vida.
    Roja: (prohibición absoluta de baño) Porque las condiciones del agua y/o meteorológicas son peligrosas y puede poner en peligro su vida.
  • Conozca las condiciones del lugar y dónde y cuando es seguro bañarse.
  • Báñese en las zonas marcadas por banderas o en zonas vigiladas.
  • Envite periodos excesivos de exposición al sol.
  • Observe las banderas y el oleaje antes de entrar en el agua.
  • No entre súbitamente en el agua después de haber estado al sol. Entre despacio y mójese la nuca y las muñecas.
  • Si no sabe nadar, báñese donde el agua no le cubra más arriba de la cintura.
  • No utilice el colchón o flotador para alejarse de la orilla.

No se bañe cuando:

  • Haya comido en abundancia
  • Esté muy fatigado.
  • No se encuentre bien.
  • En días de viento no se bañe con colchones, ni intente seguir a los balones que puedan haberse introducido en el mar.
  • No sobrestime su capacidad.
  • No se aleje demasiado de la playa.
  • Si va a bucear, vaya siempre acompañado e infórmese de las condiciones de la mar.
  • Si está paseando por la cosa o pescando por lo acantilados, infórmese de los horarios de las mareas, para evitar que le sorprenda una subida de la misma.
  • Pida o haga señales de auxilio si lo necesita.

Si se siente arrastrado por una corriente:
Permanezca tranquilo y no intente nadar contra la corriente.
Nade paralelamente a la playa hasta salir de la corriente, y una vez fuera de ella, nade directamente hacia la orilla.

Salga del agua inmediatamente:

  • Si tiene escalofríos persistentes.
  • Si nota sensación de fatiga.
  • Si tiene picores en el vientre o brazos,
  • Si tiene vértigo o zumbidos en los oídos.
  • Si nota malestar o no se encuentra bien.
Olas de calor y sequía

Las olas de calor y sequía son consecuencia de un acusado descenso en el nivel de lluvias acompañados generalmente de una elevada temperatura en una zona geográfica concreta y durante un período de tiempo inusualmente largo. Esta situación puede provocar graves problemas para la población, relacionados con la salud y el abastecimiento de agua, así como para el medio ambiente.
Revise el estado de las tuberías y grifos para evitar pérdidas por averías.

Ahorre al máximo el consumo de agua:

  • En las labores de limpieza de hogar y utensilios.
  • En el aseo personal.
  • No lave el coche ni riegue el jardín.
  • Utilice lavadoras y lavavajillas con carga máxima.
  • Use el inodoro solo por motivos imprescindibles. Introduzca botellas o similares en la cisterna, para reducir su capacidad y ahorrar consumo..

Evite los ejercicios físicos que causen gran fatiga y sudoración.
Cuide sus ojos, pues pueden verse afectados por una atmósfera seca.

 

Tormentas

Se trata de un fenómeno atmosférico generalmente asociado a viento y lluvia, con aparato eléctrico; el rayo que puede causar la muerte.

Si la tormenta nos sorprende en casa:

  • Desconectar los aparatos eléctricos y la antena de televisión
  • Alejarse de las ventanas y puertas que deben estar completamente cerradas
  • Informarse mediante radio a pilas

Si la tormenta nos sorprende en el campo:

  • Busque zonas bajas evitando colinas, cimas de montes, árboles altos y piedras grandes y aisladas.
  • Evite caminar junto a corrientes de agua o por la orilla del mar.
  • No se cobije nunca bajo un árbol solitario.
  • No se siente sobre nada mojado.
  • Las viviendas protegidas con pararrayos, las calles protegidas con edificios cercanos y los automóviles
    (siempre que no sean descapotables y estén las ventanas y puertas cerradas) son lugares de seguridad.
  • Tenga previsto una radio y linterna con pilas de repuesto
Mercancías peligrosas

Los vehículos que transportan mercancías peligrosas son los que llevan en la parte trasera, unas placas de color naranja con unas cifras que indican las sustancias que llevan.

  • Si conduciendo detrás de uno de estos vehículos observa alguna anomalía como fugas de producto o cualquier otra, comuníquelo lo antes posible al conductor. ç
  • Si presencia un accidente de un vehículo con panel naranja generalmente en la parte trasera, avise al teléfono 112 y precisando el lugar y la naturaleza del accidente, el número aproximado de víctimas, el tipo de daños materiales y el número que indica la placa naranja del vehículo.
  • En caso de accidente, si usted no corre peligro al hacerlo, señale y balice el accidente con las luces y triángulos de señalización o con personas en los lugares que convenga.
  • Ante fugas del producto o incendios, manténgase a una distancia prudencial.
  • No fume en las proximidades del vehículo accidentado.
  • Si el accidente ocurre cerca de su vivienda, cierre las ventanas y puertas exteriores, baje las persianas y aléjese lo más posible del muro de la fachada hasta que se retire el vehículo. Cierre la llave de paso del gas y haga saltar el automático de la luz.
Incendios urbanos

1.- La mejor manera de prevenir un incendio es no provocarlo. Observe las prohibiciones de no fumar y las normas de prevención propias del local en que se encuentre y, con mayor razón, en un edificio que desconozca.
2.- Si percibe un pequeño fuego procure apagarlo o, si no puede hacerlo, comuníquelo rápidamente a la primera persona con la que se encuentre. Avise inmediatamente a los bomberos.
3.- Puede tratar de apagar un fuego en una habitación siempre que tenga detrás una puerta que le permita la salida.
4.- Si el fuego prende en sus ropas, no corra; tírese al suelo y ruede. Si el hecho ocurre a una persona, cúbrala con alguna prenda o con una toalla humedecida si se encuentra próximo a un aseo. No se quite la ropa si tiene quemaduras.
5.- No eche agua al fuego cuyo origen sea eléctrico o de líquidos inflamables.
6.- Si hay mucho humo, póngase un pañuelo en la boca y nariz, a ser posible mojado y salga agachado o gateando. Respire profundamente para evitar desvanecimientos.
7.- Si queda atrapado en un local cerrado a causa del fuego o del humo, asómese a la ventana y hágase ver desde la calle o patio.
8.- El fuego se desplaza hacia arriba más rápidamente que hacia abajo, aunque un piso que se derrumba hará que las llamas se desplacen a un nivel inferior. Escaleras, ascensores y conductos de ventilación son particularmente peligrosos.
9.- Nunca use el ascensor durante un incendio. Si necesita bajar de un edificio en llamas, use una escalera libre de humo.
10.- Antes de abrir una puerta compruebe su temperatura; ésta le indicará lo que puede encontrar al otro lado. Si no hay más alternativa que entrar en una habitación en llamas, apoye el pie contra la puerta y ábrala ligeramente; esto ayudará a que no se abra violentamente debido a la presión que ejercen el aire caliente y los gases en el interior. Agáchese para entrar, abriendo la puerta lo menos posible. Esto le expondrá menos al humo y al calor y el fuego tendrá menos posibilidades de filtrarse a través de la puerta.
11.- Al salir de una dependencia, si hay fuego, procure cerrar las ventanas y las puertas, pues las corrientes avivan el fuego.
12.- Si se encuentra aislado y no puede ponerse a salvo, diríjase a la habitación más alejada del fuego (pero no a un nivel superior a menos que esté seguro de que los equipos de rescate se encuentran muy cerca y provistos de escaleras largas u otro equipo).
13.- Aunque tosa, vomite o note que se asfixia, nunca se tire a la calle, a menos que haya un grupo preparado para recibirle con una lona o manta. Si debajo hubiese alguna superficie que pudiera amortiguar su caída, aprovéchela. El techo de un coche es un buen lugar para dejarse caer. Cuidado con los árboles que pueden amortiguar su caída, ya que corre el riesgo de quedar incrustado en las ramas.
14.- Nunca descienda mediante sábanas anudadas, ya que es causa de más muertes que de salvamentos.
15.- Si se ve obligado a huir a través de las llamas para ponerse a salvo, no se entretenga en recoger nada; cúbrase (incluyendo la cabeza) con una manta, una toalla, una cortina o un abrigo (mojados si es posible), luego aguante la respiración y corra.
16.- Si tiene que desalojar un edificio, siga las normas de "Evacuación de un edificio".

Incendios forestales
  • Limpie una zona de seguridad de 30 a 50 metros alrededor de su casa, o finca rústica.
  • Pode los árboles y arbustos para que la vegetación esté alejada de los edificios.
  • Quite la vegetación muerta y arroje la basura y escombros, en un lugar habilitado a tal fin.
  • Asegúrese de que los camiones de bomberos pueden acceder a su casa o edificios cercanos en caso de emergencia.
  • Asegúrese de que la manguera de jardín tenga el suficiente caudal de agua, como para sofocar cualquier eventualidad en su finca rústica.
  • Tenga a mano las herramientas para combatir incendios (palas, baldes, rastrillos, motosierra…).
  • Cumpla con las prohibiciones anunciadas por el gobierno regional.
  • No queme desechos en exteriores cuando existente viento de sur secante y cuando quede prohibido todo tipo de quemas.
  • Moje con agua las cenizas de los asadores o barbacoas existentes incluso, en áreas recreativas, antes de desecharlas.
  • Guarde los leños lejos de su casa y de ser posible en una parte más elevada.
  • Debido a que los sistemas de escape de los vehículos a menudo tienen la temperatura suficiente para iniciar fuego, no maneje o estacione sobre pastos altos que estén secos.
  • Si se encuentra con un incendio forestal, no pierda la calma, y póngase en contacto con el teléfono de atención de emergencias: 112 Asturias