San Juan

Muchos son los rituales propios de la Noche de San Juan, la víspera del 24 de Junio, pero todos giran en torno al ensalzamiento del fuego.

De hecho, este es el festival de la candelada por antonomasia, el rey de los festivales de la conflagración hasta el extremo de que el culto pagano del fuego y las hogueras, se han conservado más que en otras fiestas, y la costumbre popular ha mantenido su práctica incluso dentro del mismo cristianismo.

Entendiendo la importancia de esta fecha, y al igual que lo hacían los pueblos y lugares más recónditos de nuestra geografía, allá por los años 70, la Sociedad Ovetense de Festejos recupera para Oviedo la celebración, y desde entonces, la Noche de San Juan toma carta en la naturaleza en las conmemoraciones festivas ovetenses.

El baile tradicional y el folk asturiano, rinden culto a la noche entorno a la hoguera abriendo así, el ciclo estival de las fiestas.